3 poemas de Pablo Estrada

pablo-estrada

Pablo Estrada:

Un profesional en estudios literarios que le dio por negarlo todo y así, de camino en camino y de tropiezo en tropiezo se fue inventado lo que hoy  todos conocen y no conocen como “Negacionismo”. Llego hasta tal punto que en el presente es como un ciéntífico loco que se dedica a gestar revistas de investigación con el sólo fin de llevar la contraria y eso, eso gusta. Ha hecho tantas cosas que  parece metira que sea de carne y hueso y crea y desaparece para ir y venir como un mesias. Así es la cosa con este poeta que ha publicado ya varios libros y que ha sido invitado a muchos, muchos eventos y que le gusta la cerveza y el buen rock.

 

Furia y tormenta I

mountains crumbling to the sea

Queen, «Innuendo»

Si pudiera declarar mi profunda mortificación

o

dar alaridos estremecedores de animal herido,

los muros se sacudirían y se vendrían abajo;

puertas y ventanas se abrirían a la melancolía

que entraría enseñoreada como Pedro por su casa.

Si al tiempo dejara salir mis demonios enjaulados

para que revolotearan como chapolas zumbadoras,

mi espíritu non sancto —pleno de alcohol rectificado—

gravitaría entre nubes argentinas en un cielo plúmbeo,

ahuyentando a pedradas volantes aves de mal agüero

que circundarían mi cabeza, harta de pútridas ideas.

Si pudiese ahogar mis penas en pozos de alcohol

y

sublimar el peso metálico que frunce mi ceño,

sería yo un infame otoño que ordenaría

a todos los árboles quedarse sin hojas

y a cada ebrio pájaro acallar su canto.

Si me fuese dado abrir en dos las aguas

de un mar enrojecido, guiando a un pueblo ciego

—por su fe, capaz también de mover montañas—,

serías tú mi prima vera o de verdad primera:

una pintura al temple ornada de alegorías,

una nostálgica sonata en fuga del orbe…

Si se desatara el nudo que tengo en la garganta

así como la ira que me carcome saciara su voracidad,

mi hondura sensitiva saldría paulatina a flote

y mi mundo interno saludaría al espacio exterior,

fuegos de artificio maquillarían el firmamento

con su fulgor estrambótico de expresionismo abstracto

y eyaculadoras erupciones volcánicas de cólera

harían correr ríos de lava blanca como esperma

en labios entreabiertos, muslos apretados y caderas afiladas…

en montes de Venus o cabelleras de Berenice,

en el cielo raso, en las plumas de la almohada.

Si las pequeñas pero incisivas violencias cotidianas

que nos cometemos mutuamente y casi sin darnos cuenta

enjugaran nuestros rostros como sudarios turineses,

fotografiando en el lienzo los gestos del martirio…

al verlas tendidas como sábanas manchadas de horror,

seríamos capaces de domeñar la inquina que incubamos

y en consecuencia cesaríamos bilateralmente las hostilidades,

chocaríamos los puños amistosos, igual que los pugilistas

y empataríamos,

peleando limpio,

para que ningún apostador ganara a costa nuestra.

 

Cuando estés muerto

 

Cuando estés muerto

todos te recordarán

Dirán de ti muchas cosas;

cosas buenas, cosas malas,

cosas ciertas, cosas falsas.

Cuando estés muerto

primero

todos hablarán bien de ti

después

nadie hablará bien de ti

más adelante

todos hablarán mal de ti

y finalmente

nadie hablará de ti

Cuando estés muerto

todos te olvidarán.

 

Elemental

 

No soy fuego.

Tengo chispa y me enciendo fácilmente

pero no soy fuego.

No soy hielo.

Puedo congelar con la mirada

y producir escalofríos

pero no soy hielo.

No soy aire.

Parezco intangible, inexistente

o impetuoso como el viento

pero no soy aire.

No soy tierra.

Creerán que soy fértil o baldío

que soy como arena en el desierto

pero no soy tierra.

No soy agua.

Dirán de mí que soy mar:

estoy más allá de acá

y debajo del cielo

que sigo mi cauce de río

soy plácido como un lago

y desbordado cual cataratas

pero no soy agua.

No soy todo, no soy nada.

No soy esto, eso o aquello.

No soy violencia, no soy calma.

No soy realidad o sueño.

Soy

y eso basta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s