3 poemas de Tatiana Olivera

12548949_848268798618026_1395150819126663284_n

Tatiana Olivera:

Peruanita a lo vallejo, de la Lima acantilada y gatuna, niña, del año 1993, que se convirtió en poeta siendo egresada de los bancos. Su cerebro anda a mil por hora y ahora  se encuentra  estudiando negocios intrenacionales mientras mantiene a punta de amor y constancia el proyecto de Arte libre, algunas de sus obras han sido publicadas en antologías y  como su vida es vivir en mil pedazos dándolo todo, este año se arrancó  un trocito de sus poemas y los dio al mundo.

CLAVOS EN EL PAPEL

La gente está por todas partes

en el bus

en la calle

en la estación de petróleo

en la gasolinera.

La gente está por todas partes

en el café de aquella esquina

en los restaurantes de buena comida

en los bares de buena y mala muerte.

La gente está por todas partes

como cucarachas de cocina

buscando qué comer

como polillas de oficina

husmeando

papel

por

papel.

La gente vive y no se pregunta porqué

viven como los mamíferos reproductivos

y aunque quisieran ser mariposas

solo son gusanos podridos.

Muchos tristes

incontables vagabundos

caminan con la mirada perdida

y la corrupción vacila los cuerpos

muertos día a día.

Tanta tristeza por la calle

y tanta gente sin hacer nada

mirando los vagos reflejos de la inhumanidad

la torpeza terrestre gobernándonos

con sus tontos comerciales

las absurdas leyes nos mantienen sin vida

sin esperanzas.

Los medios no comunican

solo nos muestran violencia

y la falta de amor.

La gente está por todas partes

y la mayor parte del tiempo

la gente es absurda.

Después te das cuenta

el problema no es la gente

el problema eres tú

claro que eres tú

el problema eres tú

que no haces nada por ti

que no haces nada por seguir viéndolos así

así que solo debes luchar

no para sobrevivir

sino para existir

                                 Necesitas        

                    existir.

LA BELLEZA NO PERMANECE

Uno se da cuenta de pronto

no es la belleza lo que permanece

no, para nada la gracia física perdura.

Es la conexión

la vibra entre dos individuos

no importan las leyes

ni de dónde vengas

no hay reglas

no importan los modales

ni lo que la gente llama forma de ser

porque no somos muebles

no somos masa de panadería.

Lo que perdura no es la belleza

es la palabra, la lengua

ese movimiento que va de un lado a otro

jugando con nuestros instintos y deseos.

La belleza no permanece

es el vínculo de dos seres perdidos

destinados a simplemente

ser.

SECUENCIAS

 

Caen las secuencias.

Caen los restos.

Cae.

Todo cae.

De repente

por borde, me acuesto.

Pienso en aquella noche.

Aquella noche…

La brisa lenta

la marea baja

el mar torpe

yo

partidos

desamparados

preguntándonos

aún

por qué

por qué

por qué.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s