3 poemas de Paola Cadena

paola-c

Paola Cadena:

Rolita de la generación ochentera y viajera enamorada de los hoteles y los cinemas. La poeta tiene unas alas enormes untadas de diplomas y reconocimientos y sus poemarios han logrado ser bien valoradoss por oculistas renombrados. Está lejos de nuestro país pero sigue sintiéndolo en sus venas por  lo que, a veces, le  es necesario desangrarse en versos. Una linda poeta que se siente bien colaborando en revistas y en organizaciones, eventos y cuanta vaina sirve para  elevar el arte a jugo recetario contra el desasociego.

 

 

 

Cinema Paraíso

 

No es fácil construir un silencio que apunte al olvido

ese algo que se pierde cuando las imágenes desplazan al mundo

y el mundo es eso nuevo que intenta nacer en la pantalla

Yo le pediría a Dios cincuenta liras sin la botella de leche

porque no es fácil vivir este camino insípido de los soles

y las cintas, en cambio, saben ser amarillas y no tener luz

ni días

¿Qué otra posibilidad tiene el paraíso de ser paraíso

sino aquella de ser un invento escapado, fugitivo?

No me gusta vivir aquí, en esta hora de una noche

en esta habitación de una ciudad

en esta mujer que tiene un nombre

Me gusta vivir allá

en una plaza pública que tiene dueño propio

en una cinta que de vieja se convierte en incendio

en un cinema donde el paraíso tiene varias funciones por día

un paraíso cada vez

que se puede rebobinar si quedaron dudas de lo edénico

y repetir el hombre dormido que se traga los insectos de su sueño

el terror de ojos abiertos que se convierte en pájaros rojos

los niños que aprenden de senos lo que no aprendieron de sus madres

las prostitutas que cierran el telón para que la película esté en su sexo

un par de ojos quemados que se borraron de la cara

y se volvieron videntes al fin

La pantalla nos redime de tanta imposibilidad

de tantas alas para los pájaros y tan poco vuelo para los hombres

El cinema no se derrumba

siempre nos devuelven esa parte mutilada de las cintas

lo que no querían mostrar

tan sólo hay que marcharse solo y estar lejos

lejos

para volver a buscar la vida donde la vida se proyecta

 

 

 

 

Rompiendo las olas

 

La desnudez es un par de ojos sumamente abiertos

Una sonrisa de niña que no se sabe aún mujer pero quiere intentarlo

aunque los senos erectos le cuesten la vida

y la penetración se torne el juego de una iglesia sin campanas

Soy mujer y salgo a volar en mi caída

no aprendí a volar de otra forma diferente a los abismos

porque soy Dios y me castigo

Ser buena es una forma del dolor

como el pecado es a la vez un sacrificio

¿El amor?

el más pecaminoso de los martirios

 

Si te quiero podrías disgustarte

mi amor desagrada a los hombres

les incomodan mis ojos abiertos a su cielo

y debo buscarlos entonces en otros cuerpos que me dan asco

-pero nadie le creerá a una puta-

mi amor no existe más que en mi llanto.

La bondad es una enfermedad cuya única cura está en la muerte

 

 

Las flores del cerezo

 

La vejez como un don de la memoria

regala el olvido como el silencio mayor

Olvidar para asomarse en otros ojos

y ver que la muerte es una mosca que no debe matarse

Una mosca que zumba de reojo en los días

y que se anuncia como la sentencia de un sueño

 

El desconocido de mi vientre se llama hijo

asistirá a mi entierro pero no entenderá la tierra ni la muerte

no entenderá los años ni los fríos.

 

Sé cómo se muere cuando es necesario un baile

morir para que estés muriendo libremente

para que seas un hombre vestido de dama

un matrimonio sin cuerpo

que busca a Dios en un monte

 

Dios se llama Fuji

es un señor tímido que abrió sus ventanas

quiere vernos bailar el paso de su silencio blanco

 

La danza del Bhuto es un llamado

porque todos tenemos una sombra

un dolor y una búsqueda

Perseguir mi sombra

es una forma de bailar

Morir frente a un monte blanco

es una forma de estar vivo

 

La niña colgó mi nombre en su pecho

y luce mi sombrero como una lágrima

Así se van los ancianos

así los niños aseguran su muerte

su fatiga

su futuro de ya no estar

 

El amor es algo así como desentender el mundo

La mujer muere para que el hombre

con sus faldas puestas

baile en su ser.

 

 

.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s