3 poemas de Karen Andrea Reyes Barrera

21100613_10213035104127846_6149477_n

Karen Andrea Reyes Barrera

Nació en 1995, es Comunicadora Social y Periodista. Estudia maestría en Creación Literaria de la Universidad Central. Ha participado en proyectos literarios de la Universidad Autónoma y en el Politécnico Grancolombiano. Hzo parte del Taller de Escrituras Creativas de Bogotá de IDARTES. Por algunos años fue periodista musical. Escribe cuentos y poemas

 

Ubaté

 

Madre,

Te di cuatro cabezas,

Un lunar de cobre,

Y ocho cámaras de vigilancia.

Todos en tus rostros.

Madre,

1/15 de ti se quedaba en casa,

Lavando los platos,

Lavando las plantas de los pies,

Lavando las palmas de las manos,

Lavando las tapas de los cerebros.

Todos en tus delantales.

Madre,

1/15 de ti se quedaba mezclando,

El guiso de sonrisa de niño muerto,

El caldo de quebrada y campo abierto,

El lomo asado de padre ausente,

La lengua en salsa de abuela maltratadora,

Tu limonada de lágrimas reposadas.

Todos en tus nombres.

Madre,

1/15 de ti se iba por los andenes,

Se volvía poste en los bancos,

Echaba raíces en la recepción,

Y se curaba las fracturas,

Con la prescripción médica,

Con el recibo de pago,

Con la denuncia policial.

Todos en tus sudores.

Madre. Madre. Madre

No sé sumar 1/15 más 1/15 más 1/15

Yo te veía completa,

Siempre a la hora de la novela,

Siempre en los marcos de las puertas,

Siempre con la camándula de los sueños,

Siempre a la hora de las fotos peinadas,

Siempre en la noche,

Cuando te quedabas descalza,

Y se me calzaba la vida,

Y se me calzaba la duda,

Y me calzaba yo,

Me calzaba yo.

 

Versus finitus

 

Me siento retorno,

Siento palabra que no muere,

Signo que no se extingue

Una piedra para levantar.

Me siento retorno,

Soy pájaro que se engulle,

Tengo buche de fresa,

Plumas de madera,

Y gotas de lava en las uñas.

Me siento retorno,

Una melodía tungsteno,

Las lágrimas de la vulva,

Que se transmiten

Por telepatía y por fluido.

Me siento retorno,

Soy la fiebre de un coche,

Los brazos rotos del piloto

Que se olvidó de su paisaje.

Me siento retorno,

Regreso hoy a la ficción de mi vida,

A la ficción de mi muerte,

A la ficción de mi lenguaje,

A mi sonido/vocablo

A mi caricia de lápida,

A mi furia de tendones.

Me siento retorno

Remueco, río de rollos,

Mi arroyo de rí.

Me riento retorno,

Mi runa de ruedas,

Ri reo, ra ría,

Rema, rema

Rima, ritma.

 

Primal

 

Ronquido de lodo,

Un ría te alzarás,

Tú, columna de tierra,

Agujero – cañón,

Viaje de mambe,

Un ría te alzarás

De tu tempo ecuestre,

De tu choque tribal,

De tu sonrisa costera.

Promesa cimarrona,

Un ría te alzarás,

Te alzarás,

Con tus tambores entintados,

Con tu canto – grafismo,

Con tu gorjeo de savia,

Comunión Palenque,

Un ría, un ría:

Las canoas se pondrán de cabeza,

Los peces ahogarán a sus enemigos,

El naranja será el único látigo…

Tú serás,

Infierno de piel anfibia,

Santa Trinidad del Congo,

Músculo de materia oscura,

Un ría, un ría

Universo desierto,

Un ría, un ría

Primal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s