3 POEMAS DE RUBEN WC GIRALDO

foto ruben

Ruben Wc Giraldo

1996.
Nació en Tulua Valle, pero esto no es relevante, es estudiante de lic. En Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, publicó en el 2017 su primer libro poemario con Ediciones con Tinta Ebria, llamado Ángeles Rojos dedicado a los amigos y al Wiskey de 5 mil pesos, el libro más vendido en las bodegas de la 13, actualmente es educador popular en la localidad de Suba Bogotá donde reside actualmente, ha participado en uno que otro concurso, pero no ha ganado más que los abrazos de sus amigos y de la vecina que cree que es un buen tipo porque le hace los mandados y le regresa la vueltas completicas.

 

Naturaleza Deseante

Hay que saber respirar,
la cálida verdad de lo establecido,
trampa invisible de las masas morrongas,
a punto de hervir cuando un niño diga la verdad
la verdad de los poderes y la naturaleza deseante.

II

Seremos niños salvajes en la tierra cuando los muertos no puedan con nosotros
cuando el amor no pueda con nosotros
cuando las leyes ni la ciencia pueda con nosotros
el mundo no será nuestro, seremos del mundo… De nuevo

III

Mi cuerpo es la idea del plagio genético
de un dios que no existe
mientras mi pie se desgasta quemando gasolina
mis manos se intoxican con la luna cardiaca
mi corazón se clausura por salubridad
-las cucarachas se comían otras más pequeñas-

IV

Debemos saber que todo cambia
lo que se transforma también cambia de lugar.
Lo radical es el chisme de la inconciencia social
es la mentira gigante del miedo
lo que no cambia se pudre en el tiempo
el policía que se pensiona jamás deja de ser un policía.

V

Nos hicieron creer lo que querían
queríamos irnos lejos
nos hicieron odiar las despedidas
cuando me dicen:
“estamos entre la espada y la pared”
recuerdo que la espada siempre es mía.

La muerte de un dios

La serpiente fósil despierta
La montaña aún espera despertar
ella tan gigante y tan sabía que se queda quietecita.
La casa entre las montañas
arde porque un dios ha muerto.
Él
su vitalidad no es física
está en su virtud.
El amor siempre estuvo
el espacio era gigante y nada lo satisfacía
cayó en el placer de la palabra
su carne envejeció
la decepción de sí mismo era inminente.

Igual que los serafines
que renuncian al celestial terreno
renacerá entre las gentes de la ciudad
y será tratado como un loco alcohólico,
melancólico y bucólico.

 

Un buen final

 

Para un buen final, un relajado comienzo.

si no hay tentación, no hay nada.

si no existe el humo no se piensa nada.

el carnaval y la masacre escriben los recuerdos que llegan

con las arrugas de un viejo,

las palabras no están llegando y yo no voy a ningún lado.

Hoy he sido vaciado, y las risas son mi única respuesta.

Los viejos frente al árbol y bajo la sombra

hablan de un próximo licor,

de sus promesas familiares

en contra de su decisión de un nuevo amor.

Amigo ven,

mira lo que pasa a unas cuadras y observa lo ligero de una nube

la palidez de un domingo a punto de derrumbarse.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s